lunes, 8 de agosto de 2011

Smoking Room

Mientras intento deshacerme de esta suerte de tabaquismo,no puedo dejar de pensar en cuanto le ha dado el tabaco al cine y que poco se lo han agradecido,desterrándolo prácticamente a un rincón oscuro en el que sólo puedes fumar si eres "afroamericano",delincuente o drogodependiente..antes el que fumaba era el protagonista,era el jefe,al que todos miraban al entrar en una habitación..como ella,como "La Dietrich",que bien fumaba esta mujer..







Es curioso,el corrector de blogger me ha cambiado el apellido "Dietrich" por la palabra "derrochar",muy evocador..

1 comentario:

anita dijo...

Ohhh Marlene. La verdad es que fumar me parece estéticamente precioso. Y yo como sólo fumo cuando salgo y cuando me da por ahí (temporadas...), no quiero dejarlo.